Sonia Díez y José Antonio Marina durante la presentación de «Educacción» – ABC

La pedagoga Sonia Díez publica «Educacción», su manual para luchar por el cambio educativo en un sistema obsoleto

«La educación es el resultado de la instrucción más la formación de la personalidad». Así resume José Antonio Marina una de las etapas más importantes en la vida de cualquier pesona y que, sin embargo, a tan poca gente importa. En el ámbito político, la educación vuelve a estar sobre la mesa con cada cambio de gobierno. Desde la Transición, España ha pasado ya por ocho leyes educativas diferentes, y según los expertos, ninguna está adaptada a las necesidades del complejo mundo actual.

La cuarta revolución industrial no está llegando al sistema educativo español, cuyos indicadores de desmotivación entre alumnos y profesores, abandono escolar y desempleo, son cada vez más altos. Fruto de esa falta de acción nació «Educacción: 10 acciones apra el cambio que nuestros hijos merecen y necesitan» (Planeta en Ediciones Deusto y 100% solidario a favor del Padre Ángel – Mensajeros de la Paz), un libro escrito por la profesora, psicóloga, y directora de colegio Sonia Díez. Durante la presentación de su segunda edición en Madrid, tanto ella como el que confiesa, ha sido su gran maestro, el filósofo y pedagogo José Antonio Marina, pusieron en relieve algunos de los problemas que sufre el sistema educativo español. «Había cosas que ni siquiera nos cuestionábamos que podíamos hacer mejor. Simplemente no se hacían por egoísmo», defendió la autora.

«Los trabajos del futuro requieren otras destrezas que las que se aprenden en el colegio»
Sonia Díez

Desde un punto de vista práctico, la educación debe ser que los niños «aprendan a actuar bien, porque el aprendizaje es activo y por eso la sociedad necesita una evolución educativa», cuenta Marina. Sin embargo, es muy difícil que esta se produzca si «solo interesa a los padres que tienen hijos en edad educativa». Según el último barómetro publicado por el CIS, tan solo 5 de cada 100 encuestados se sienten preocupados por el sistema educativo.



Source link

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *