UNESCO-IESALC desvela que solo un 38% de la movilidad que sale de América Latina y el Caribe se queda en la Región


El Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC) acaba de publicar La movilidad en la educación superior en América Latina y el Caribe: retos y oportunidades de un Convenio renovado para el reconocimiento de estudios, títulos y diplomas (2019), estudio que da cuenta de la relevancia y magnitud de la movilidad académica en la región y elabora un diagnóstico sobre su estado actual y evolución reciente, desde una perspectiva comprensiva de sus retos y oportunidades. El título se inserta en el marco del Nuevo Convenio Regional para el Reconocimiento de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior en América Latina y el Caribe, auspiciado por la UNESCO y adoptado recientemente en la región.

En su presentación, el documento señala la dificultad que existe para cualificar y analizar la movilidad, dada la ambigüedad terminológica que rodea al término de movilidad académica, así como la identificación de fuentes de datos que permitan dimensionarla apropiadamente. Por esta razón, el estudio ha conservado el tratamiento metodológico empleado por los organismos nacionales e internacionales, en particular por el Instituto de Estadística de la UNESCO, y ha restringido al concepto de movilidad académica (docentes, investigadores y estudiantes) a aquellos extranjeros matriculados en educación terciaria o superior en un país del que no son nacionales.

Estructurado en cinco partes, la primera aborda el contexto de la movilidad académica y sus interrogantes, entre las que se cuentan los factores que favorecen la movilidad estudiantil y los efectos posibles de la puesta en marcha del nuevo convenio regional de reconocimiento de estudios. La segunda analiza las estimaciones regionales de la movilidad estudiantil en América Latina en comparación con otras regiones, mientras que el capítulo 3 menciona las iniciativas regionales que promueven la movilidad, así como sus dificultades.

Los retos y oportunidades de la movilidad son examinados en la cuarta parte del documento, lo que incluye una presentación de las convenciones regionales de la UNESCO como instrumentos para fortalecer el futuro de la educación regional y global. En particular explora la contribución que el Nuevo Convenio Regional para el Reconocimiento de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior en América Latina y el Caribe, auspiciado por la UNESCO, aporta para la materialización de políticas públicas regionales que permitan favorecer la movilidad académica latinoamericana y caribeña e impactar positivamente a la región.

La movilidad regional en cifras

-Gran parte de los estudiantes que se moviliza al extranjero no tiene patrocinios y asume por completo los gastos de su educación. En México, el 48% de la movilidad estudiantil hacia el extranjero en 2015-2016 fue financiada por las familias. Los pocos datos existentes en ALC apuntan a que el financiamiento público es escaso, está fragmentado y es, en consecuencia, ineficiente (p. 8).

-El número de estudiantes en ES sigue creciendo en el mundo y en la región. En solo cinco años, entre 2012 y 2017, su número ha pasado de 198 a 220 millones, lo que significa un crecimiento del 10%. En América Latina y el Caribe el aumento ha sido aún más impresionante: de 23,7 a 27,4 millones, con un crecimiento aproximadamente del 16% en este mismo período (p. 11).

-La tasa bruta de matriculación en ES es del 51% en la región, por encima de la media mundial del 38% y del 45% de promedio en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (p. 11).

-América Latina y el Caribe es uno de los destinos menos atractivos internacionalmente. De los 5 millones de estudiantes solo 176 mil, el 3,5% del total, escogen como destino algún país de esta región. De estos, el 69% proviene de la región, un 12% adicional de Norteamérica y Europa Occidental y el resto, de otras regiones (p.12).

-De los 312 mil estudiantes que migraron de algún país de América Latina y el Caribe para estudiar en otro en 2017, 120 mil (38%) se quedaron en la propia región mientras que 170 mil (54%) escogieron como destino Norteamérica o Europa occidental (p.13).

-Argentina y Chile emergen como grandes polos de atracción de estudiantes de la propia Región: el 84% y 87%, respectivamente, de los estudiantes extranjeros que reciben proceden de la misma región. El resto de los países acogen fundamentalmente estudiantes extranjeros procedentes de la propia región en porcentajes inferiores. Solo quedan fuera de esta regla Ecuador y Brasil, siendo este último el único país de la región donde un poco más de la mitad de sus estudiantes extranjeros (51,5%) no proceden de la región sino de otros países, notablemente, y por este orden, de Portugal, Estados Unidos, España y de varios países subsaharianos, no solo lusófonos (15).

Esta publicación es la primera de una serie titulada Documentos de Trabajo del IESALC concebida para analizar temas de interés en el campo de la educación superior en América Latina y el Caribe.

Decargue La movilidad en la educación superior en América Latina y el Caribe: retos y oportunidades de un Convenio renovado para el reconocimiento de estudios, títulos y diplomas (2019).

Fuente: UNESCO-IESALC



Source link

Concurso Internacional CAB de mejores prácticas en inclusión a estudiantes en situación de movilidad


El llamado “Éxodo Migratorio” que está viviendo América Latina es un hecho que obliga a los países de acogida, a replantearse las acciones a tomar para poder recibir al enorme flujo de migrantes que huyen especialmente de Venezuela y Centro América para ser acogidos en países aledaños en los cuales anhelan tener un mejor futuro. Para esto se espera lograr suplir necesidades que cubran sus derechos básicos como lo son: alimentación, vivienda, salud, trabajo y por supuesto acceso a la educación.

De igual forma, en España la situación migratoria no deja de ser alarmante dado que, por su condición geográfica, ha pasado a ser la puerta de entrada a Europa para cientos de migrantes que llegan por tierra y por mar buscando mejor fortuna.

Es así como, los países de acogida deben replantearse el término de inclusión educativa, para ampliar el tema también al recibimiento de estudiantes en situación de movilidad que desean hacer valer su derecho a la educación.

Ecuador, por ejemplo, registró a inicio del año lectivo 2018-2019, régimen sierra, a realizarse en septiembre del 2018, 5600 estudiantes extranjeros que se integraron al sistema educativo, según los datos proporcionados por el Ministerio de Educación.

Por otra parte, en Chile, en el año 2017, según las estadísticas aportadas por el Ministerio de Educación, los alumnos extranjeros acogidos en el sistema sumaban 77.608, lo que representó al 2,2% de la matrícula oficial de ese año.

Estas cifras, que son ejemplos nada más de lo que se vive en el resto de países del Convenio Andrés Bello, representan la necesidad latente de crear, reconocer y compartir estrategias efectivas que ayuden a la debida acogida e integración de los estudiantes en situación de movilidad, dentro de los sistemas educativos nacionales de cada uno de los países de acogida.

Por esta razón, se ha decidido realizar el concurso Internacional CAB de mejores prácticas en inclusión a estudiantes en situación de movilidad como propuesta para identificar experiencias de inclusión exitosas que se están llevando a cabo en los países miembros y poder premiarlas.

Para más información pueden revisar las Bases del concurso y la página web del Convenio: http://convenioandresbello.org/cab



Source link

El llamado de la academia latinoamericana a proteger la Amazonia


52 académicos latinoamericanos firmaron una carta pública que pide a los gobiernos de la región reducir las tasas actuales de deforestación y ocupación ilegal de zonas selváticas y boscosas, reforzar los controles ambientales, priorizar la preservación de la selva tropical y otros ecosistemas, y desplegar mecanismos efectivos de mitigación y adaptación al cambio climático.

Aunque este mes es considerado el más seco del año (lo que facilita la tala y quema de bosque), los incendios de los bosques amazónicos de Brasil que impactaron al mundo ya superaron con creces lo que se considera “normal”. Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), Brasil está experimentado la mayor ola de incendios de los últimos cinco años, y el 50.5 % sucedieron en la Amazonia.

Por eso, 52 académicos e investigadores latinoamericanos redactaron una carta pública instado a los gobiernos locales a tomar acciones más contundentes para detener el fenómeno, y a defender la evidencia científica que respalda la necesidad de detener la deforestación en Amazonia.

“La evidencia científica sobre la conexión entre quema de biomasa y el deterioro de la calidad del aire en Latinoamérica es cada vez más abundante. Por ejemplo, hoy en día sabemos que un porcentaje importante de las emergencias por calidad del aire en países como Colombia, Brasil, México y Ecuador tienen su origen en quemas que ocurren a centenas de kilómetros de distancia. Aunque hoy nos preocupa el Amazonas brasileño, se trata de un problema crónico que ha recibido muy poca atención por parte de los gobiernos latinoamericanos”, escriben.

Los académicos son investigadores en calidad del aire, cambio climático y ecología, en conjunto con gestores de la calidad del aire en varios países latinoamericanos. Manifestaron su preocupación por los efectos que los eventos masivos de incendios forestales y quema de biomasa tienen sobre la composición atmosférica, el clima, la biodiversidad, los servicios ecosistémicos y especialmente la salud pública. “Esto último es de la mayor relevancia dado que las partículas generadas por la quema de biomasa son altamente tóxicas y suficientemente pequeñas como para viajar largas distancias y finalmente depositarse en los pulmones de las personas”, escriben.

Los académicos advierten que no basta con apagar los incendios, sino que hay que entender las causas de los incendios y hacer planes a largo plazo para combatir esas dinámicas. También se mostraron preocupados por el cambio del uso del suelo como generador de emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina. Por ejemplo en Colombia, según el Ideam, el 33% de las emisiones de GEI de 2018 en el país se debieron al ambio en el uso del suelo, incluyendo la deforestación. La agricultura, con un 22%, se ubicó en el segundo lugar de los sectores que más contribuyeron a la generación de emisiones, seguido en el tercer puesto por la minería y la energía, con un 14%.

No es suficiente con apagar los incendios actuales. Tan importante como esto es entender las causas últimas de los incendios y establecer planes de largo plazo que permitan combatirlas. Más aún, la gravedad del problema climático, y la importancia del cambio de uso del suelo como generador de emisiones de gases efecto invernadero en nuestra región, exige que se implementen planes serios y masivos de reforestación.

“Hacemos un llamado a los gobiernos de la región para reducir las tasas actuales de deforestación y ocupación ilegal de zonas selváticas y boscosas, reforzar los controles ambientales, priorizar la preservación de la selva tropical y otros ecosistemas, y desplegar mecanismos efectivos de mitigación y adaptación al cambio climático”.

La carta fue firmada por académicos de la Universidad de Puerto Rico, Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Autónoma de México, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas – CONICET, Argentina, la Universidad Nacional Tecnológica de Lima Sur (Perú), Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG) y Universidade de São Paulo (Brasil), Oxford (Reino Unido), Universidad de Maryland (USA) y la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia. Por Colombia firmaron académicos e investigadores de la Universidad del Norte, Universidad Industrial de Santander, Universidad Nacional de Colombia, Universidad de los Andes, Universidad Pontificia Bolivariana, Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, Universidad EAN, Universidad de La Salle y Universidad Militar Nueva Granada.

Fuente: elespectador.com



Source link

Guterres llama a invertir en educación en África, además de infraestructuras


El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, destacó hoy la necesidad de más inversiones en educación en África al margen de las que ya se destinan a otras áreas como las infraestructuras, en un foro sobre ayuda al desarrollo de este continente.

Guterres subrayó los “progresos sustanciales” realizados por los países africanos en “numerosos ámbitos” en los últimos años y señaló las “vastas oportunidades para el comercio y la inversión” que esto ha abierto, durante su discurso en la apertura de la VII Conferencia Internacional de Tokio sobre Desarrollo Africano (TICAD).

El secretario general de la ONU señaló que para apuntalar el desarrollo del continente “se requerirán extensas inversiones” en infraestructuras como el transporte y las telecomunicaciones, pero también en “mejorar la educación”, un ámbito en el que “queda mucho trabajo por hacer”, según dijo.

“La falta de suficientes inversiones en educación, investigación y desarrollo (…) podría frenar el crecimiento de África”, advirtió Guterres, quien también expresó su deseo de que el foro, que se celebra hasta el viernes en Yokohama (al sur de Tokio), “pueda aportar un ímpetu sostenible” a dicho fin.

En la VII edición del TICAD participan representantes de medio centenar de países africanos y de organismos internacionales como la ONU, el Banco Mundial o la Unión Africana, coorganizadores del foro junto al Gobierno nipón.

En esta ocasión la conferencia se centrará en promover las oportunidades de negocio en África y la colaboración público-privada, según adelantó el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en su discurso de inauguración.

Abe se comprometió a “hacer esfuerzos” para incrementar el ritmo de inversión de empresas japonesas en el continente africano, que durante los últimos tres años ascendió a una cantidad de 25.600 millones de dólares (23.082 millones de euros), según datos del ministerio nipón de Exteriores.

Esta conferencia internacional se celebró en Japón cada cinco años entre 1993 y 2013, y desde entonces comenzó a organizarse cada trienio.

En su anterior edición de 2016 y de forma excepcional hasta entonces, el TICAD tuvo lugar en Nairobi, lo que supuso la primera ocasión en que el foro se celebraba en el continente africano.

Fuente: efe.com



Source link

“Invertir en la educación infantil es la mejor estrategia contra el crimen”: James Heckman, nobel de Economía


James Heckman ya había ganado el Premio Nobel de Economía cuando empezó a dedicarse al tema por el que pasaría a ser realmente conocido.

Se trata de la primera infancia —de 0 a 5 años de edad—, la relación de esta con la desigualdad social y el potencial que hay en esta fase de la vida para lograr cambios capaces de sacar a la gente de la pobreza.

Heckman llegó a la conclusión de que invertir en la primera infancia es una estrategia eficaz para el crecimiento económico. Él calcula que el retorno financiero de cada dólar gastado es de los más altos.

Esto se debe a que, en la etapa entre el nacimiento y los 5 años de edad, el cerebro se desarrolla rápidamente y es más maleable.

Esta etapa provee maneras más fáciles de incentivar habilidades cognitivas y de personalidad —atención, motivación, autocontrol y sociabilidad— necesarias para el éxito en la escuela, la salud, la profesión y la vida en general.

A principios de 2000, Heckman comenzó a analizar datos del Proyecto Preescolar Perry, un experimento social que cambió la vida de sus participantes.

En 1962, en la pequeña ciudad de Ypslanti (Michigan, Estados Unidos), 123 alumnos de la misma escuela fueron divididos aleatoriamente en dos grupos. Uno de ellos, de 58 niños, recibió una educación preescolar de alta calidad y el otro, de 65, no. Este último era el grupo de control.

El objetivo era probar si el acceso a una buena educación infantil mejoraría la capacidad de los niños desfavorecidos para obtener éxito en la escuela y en la vida.

“El consenso cuando empecé a analizar los datos era que el programa no había sido exitoso porque el coeficiente intelectual (CI) de los participantes era igual al de los no participantes”, recuerda años después el economista, en conversación con BBC News Brasil.

James J. Heckman trabaja como profesor de Economía en la Universidad de Chicago y se especializa en economía del desarrollo humano.

Entonces, Heckman y sus colegas decidieron analizar los resultados del experimento usando otro ángulo.

“Decidimos concentrarnos no en el CI, sino en las habilidades sociales y emocionales que los participantes demostraron en las etapas siguientes de sus vidas. Entonces vimos que el programa era, en realidad, mucho más exitoso de lo que la gente pensaba.

“Constatamos que los participantes tenían más probabilidades de estar empleados y muchas menos probabilidades de haber cometido crímenes“, relata.

El análisis de Heckman sobre los resultados del programa Perry llegó a la conclusión de que hubo un retorno sobre la inversión del 7 al 10% al año, teniendo en cuenta el aumento de la escolaridad y el desempeño profesional, así como la reducción de los costos en áreas como el refuerzo escolar, la salud y los gastos del sistema penal.

Este es un extracto de la entrevista de BBC News Brasil con James Heckman.


¿Cómo era el currículum de Perry y por qué fue tan exitoso?

Cuando empecé a estudiar el proyecto también pensaba que se trataba de un currículo, pero no lo era. Tampoco lo son ninguno de los otros programas de educación infantil de calidad.

No se trata exactamente de aulas, sino que son como una familia extendida. Son grupos pequeños de niños que reciben mucha atención, orientación, muchos estímulos.

En el caso de Perry, llevaban a niños de familias muy pobres a una guardería. Allí se convertían como en sus padres, pues se quedaban mucho tiempo con el niño y le daban una tutoría.

Cuando el niño está expuesto a más estímulos durante la primera infancia, esto suele traducirse en mejor rendimiento académico y autocontrol emocional.

Los llevaban al zoológico, al parque, jugaban con ellos. Esto le daba a los niños la oportunidad de interactuar con sus pares. Por eso funcionó. El programa también incluía visitas semanales a los padres, quienes quedaron muy entusiasmados porque los niños volvían a casa contentos.

Entonces ellos acababan estimulándolos aún más.

Las lecciones de este programa también son transferibles a programas de visita (a las casas de los padres, en las que un educador enseña a los padres cómo estimular a sus hijos pequeños), aunque parezcan ser diferentes.

Una de las lecciones de estos programas es cuán importante es la vida doméstica en la formación.

Un programa que se está implementando en Jamaica, por ejemplo, consiste en pasar una hora a la semana con la madre enseñándole cómo puede interactuar con los niños (desafiarla, involucrarla).

El precio no es tan alto y el retorno es enorme.

¿Qué llamó su atención sobre los datos que había arrojado el programa?

Muchas personas decían que el programa era un fracaso, porque el CI de los participantes era igual al de los no participantes. Este fue el consenso al principio.

Nosotros observamos otras cosas, como las habilidades sociales y emocionales que los participantes demostraron en las etapas siguientes de sus vidas.

Ellos desarrollan habilidades ejecutivas, de planificación, de interacción, de cumplimiento de tareas, de seguir instrucciones.

Observamos su capacidad de obtener empleo, su participación en actividades criminales y así vimos que el programa había sido mucho más exitoso de lo que la gente creía, porque sólo se había evaluado un ángulo restringido (el del CI).

Una profesora del proyecto piloto Cantinho do Brincar, que tiene el objetivo de mitigar las dificultades de acceso a guarderías y proveer oportunidades a niños en la primera infancia en Brasil.

En todos los países donde este tema ha sido investigado se concluye que la desigualdad en la primera infancia persiste en las etapas posteriores. El ambiente en los primeros años es muy importante. En esta fase el niño construye una base de habilidades que le servirán para el futuro.

Los niños pequeños son muy maleables y mutables. Hay una flexibilidad en esta etapa que no se ve en otras. Es una cuestión de eficiencia económica.

Sin embargo, de manera general se le da más atención a la educación en las etapas siguientes de la vida. ¿Por qué es difícil cambiar esto?

Porque los padres de niños desfavorecidos no saben por qué estos se queden atrás. En realidad, sólo hay que estimularlos. Hay estudios que demuestran que leerles a los niños tiene un impacto enorme en su desarrollo.

Otro factor es que la gente no tiene tiempo. No estoy diciendo que las madres no deben trabajar para pasar el día en casa con los hijos, pero esos años iniciales necesitan ser enriquecidos. Una solución es la educación preescolar de calidad.

¿Cree que los gobiernos han prestado más atención a la primera infancia, en las últimas décadas ? ¿Cuáles son los desafíos en este sentido?

El desafío es cambiar la forma de pensar. Es erróneo pensar que la educación formal es el camino para la creación de habilidades y que el modelo del profesor de pie delante de la clase que enseña a los niños es la manera correcta de generar vidas exitosas.

Este raciocinio es promovido incluso por cursos superiores de educación y por personas bien intencionadas. Pero lo más importante es pensar en la familia y en la formación del niño.

James Heckman: “Es erróneo pensar que el modelo del profesor de pie delante de la clase que enseña a los niños es la manera correcta de generar vidas exitosas”.

En el caso del proyecto Perry, su investigación concluyó que los beneficios se extendieron a la segunda generación. ¿Cómo ocurre esta transferencia de una generación a la otra?

Los participantes son personas exitosas. Ellos tienen estadísticamente una oportunidad mucho menor de haber cometido crímenes.

Vemos que hay mucha correlación entre la actividad criminal de los padres y la de los hijos. Los padres que estuvieron en el proyecto Perry reproducen con sus hijos lo que aprendieron en la infancia.

Sus investigaciones muestran que los hombres se benefician de estos programas mucho más que mujeres. ¿Por qué sucede esto?

Los niños son más sensibles a los cambios y tienen más posibilidades de entrar en el mundo del crimen. Las niñas también se benefician, pero el riesgo que corren es muy inferior al de los varones.

Hay una influencia social que en la práctica separa a los muchachos de las muchachas muy temprano.

Pero también es verdad que las niñas de 3 años de familias desajustadas tienen más posibilidades de involucrarse en actividades como la lectura de libros y menos posibilidades de meterse en problemas. La gente no quiere hablar de eso, pero es verdad.

Los niños desarrollan a un ritmo diferente y las niñas parecen conseguir estructuras más fácilmente que los niños. Las muchachas son más resistentes.

En general, cuando los niños se crían en familias donde sólo está la madre, sin figuras paternas, tienen más dificultad para obtener orientación en la vida.

El lazo entre hijas y madres es diferente del de la madre con el hijo. La madre ama al hijo, pero es diferente.

¿Cuál es la relación entre buen desarrollo infantil y la criminalidad?

Este es el principal resultado de todos estos programas de educación infantil. El mayor retorno para cada dólar invertido en todos ellos se ve en la reducción de crímenes y la creación de un ambiente alentador para los niños.

Los participantes en el proyecto Perry presentaron una menor tendencia a las actitudes criminales que sus pares, en las etapas posteriores de sus vidas.

La gente ignora eso, pero es importantísimo. Es por eso que estos programas son tan exitosos para los hombres. Es una estrategia anticrisis. Aunque solo fuera por eso, deberían ser tomados en serio como política pública.

Si la persona no tiene la oportunidad de desarrollarse en la primera infancia, ¿es un caso perdido?

El desarrollo ocurre en otras etapas de la vida. Sin embargo, una etapa lleva a la otra. El niño bien formado puede aprovechar mejor los aprendizajes futuros.

Pero no debemos desistir de las personas después de una cierta edad. Eso no es verdad.

Algunos críticos dicen que los resultados del proyecto Perry tienen que ser vistos con cuidado porque el programa se ha implementado en un contexto muy particular, lo que hace riesgoso extrapolar sus resultados. ¿Qué piensa al respecto?

Si usted hace una imitación y aplica el proyecto Perry de 1960 a la ciudad Porto Alegre de 2019 sería una locura. Hay adaptaciones culturales que es necesario hacer.

Pero los mecanismos que describimos son replicables. Enseñar a los padres a involucrarse en la vida del niño, esto genera resultados para el resto de su vida.

Fuente: bbc.com



Source link

Más años de educación en infancia pueden reducir las enfermedades del corazón


El estudio fue publicado este martes en la revista PLOS Medicine. (Getty Images)

Cada año adicional de educación representa una reducción del 2,5 por ciento en enfermedades cardíacas reportadas, concluye un estudio conjunto de la Universidad de California San Francisco y Standford.

Más años de educación infantil pueden reducir el riesgo de muerte por enfermedad del corazón en la adultez, asegura un informe presentado este martes por dos universidades estadounidenses.

La investigación conjunta de la Universidad de California San Francisco (UCSF) y la también californiana Stanford, que analizó el historial de personas nacidas entre 1900 y 1950, encontró importantes reducciones en riesgos asociados con enfermedades cardíacas al aumentar la educación.

Así, cada año adicional de educación K-12 (desde preescolar hasta la secundaria) representó una reducción de 3 % de fumadores y 5 % de personas con depresión.

De las más de 75.000 personas estudiadas con base a dos grandes encuestas, una en 1971 y otra en 2012, cerca de un tercio no se graduó de secundaria, mientras el 34,5 % reportó una enfermedad cardíaca.

Los analistas encontraron que cada año de educación K-12 representaba una reducción del 2,5 % en enfermedades cardíacas reportadas.

El estudio, uno de los primeros en arrojar luz sobre la influencia del factor educativo en las enfermedades del corazón, relacionó el menor riesgo de estas enfermedades con los mayores ingresos en función de una mejor educación.

“Como sociedad deberíamos pensar en investigar sobre políticas sociales para mejorar la salud en general y reducir los costos de su cuidado”, expuso Rita Hamad, autora principal del estudio y profesora de Medicina de Familia y Comunidad en el Instituto Philip Lee de Estudios de Políticas de Salud.

“En general, las personas con mayor educación pueden haber reducido las enfermedades cardíacas al tener ingresos mayores, lo que les permite costear una mejor alimentación y servicios de salud“, aseveró Hamad.

El estudio fue publicado este martes en la revista PLOS Medicine, que cubre todo el espectro de las ciencias médicas y es la segunda revista de la editorial sin fines de lucro de acceso abierto Public Library of Science.

Fuente: EFE

 



Source link

Los maestros precisan mejor preparación para trabajar con niños migrantes


Los profesores que atienden a estudiantes migrantes y refugiados carecen de la preparación necesaria y es necesario dotarlos con una mejor formación, según indica un nuevo documento publicado por el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de los Refugiados que se celebra este jueves.

La UNESCO argumenta que muchos de estos menores sufrieron experiencias traumáticas antes de abandonar sus hogares, durante su travesía o en el proceso de establecerse en un nuevo entorno o país y “desarrollan estrés tóxico con consecuencias negativas que también afectan a su capacidad de aprender”.

El conflicto de larga duración en Siria sirvió como referente para la creación de un documento que busca proporcionar una mejor formación para los docentes, de manera que estos puedan ofrecer apoyo psicosocial a los menores que sufrieron situaciones traumáticas.

Un claro ejemplo de la difícil situación a la que se enfrentan los profesores, lo proporciona Jenny Caroline Herbst, maestra de una Clase de Bienvenida para recién llegados a Alemania.

A menudo, los maestros no se dan cuenta de que los niños traumatizados no pueden aprender como los otros niño.

“Tuve un alumno que estuvo detenido en Iraq: si le gritabas, salía corriendo de la habitación y no regresaba. No he recibido ningún tipo de formación específica. Y sí, me sentí abrumada. A menudo, los maestros no se dan cuenta de que los niños traumatizados no pueden aprender como los otros niños. Estos niños a menudo se han convertido en jefes del hogar y a menudo carecen de un entorno seguro en el que sanar su trauma”.

Las cifras recopiladas por la UNESCO señalan que, en Alemania, una quinta parte de los niños refugiados padecen trastornos de estrés postraumático, la misma situación en la que se encuentran en Noruega una tercera parte de los ciento sesenta niños no acompañados solicitantes de asilo y que proceden de Afganistán, Irán y Somalia.

También en países con medios y bajos ingresos

Pero estos guarismos no se limitan a los menores desplazados en países de altos ingresos. Las naciones con ingresos medios y bajos también sufren las consecuencias de este fenómeno. Así, el 75% de los 331 desplazados internos en los campamentos en el sur de Darfur, en Sudán, encajaban con los criterios de diagnóstico del trastorno de estrés postraumático, y el 38% sufre depresión.

El estudio indica que, ante la falta de centros de salud, son las escuelas las que  representan un rol determinante en el restablecimiento de la sensación de estabilidad en los menores. Por eso, la UNESCO señala que los profesores “necesitan conocimientos básicos sobre los síntomas del trauma y cómo proporcionar ayuda a los estudiantes”.

En la actualidad, diversas ONG como el Comité Internacional de Rescate, iACT y Plan Internacional capacitan a los docentes, pero su alcance no es suficiente.

 “Los maestros no son y nunca deben ser considerados especialistas en salud mental, pero pueden ser una fuente crucial de apoyo para los niños que sufren traumas si se les brinda la formación adecuada”, dijo Manos Antoninis, director del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo

Cinco sugerencias del informe

  • El entorno de formación ha de ser seguro, acogedor y receptivo
  • Los profesores que trabajan con estudiantes migrantes y refugiados que sufrieron traumas se encuentran con dificultades específicas y necesitan formación para enfrentarse a los retos en las aulas
  • Las acciones psicosociales demandan que los servicios de educación, salud y protección social cooperen entre ellos
  • Las intervenciones de educación social y emocional deben ser culturalmente sensibles y adaptarse a cada contexto. También deben proporcionarse a través de actividades extracurriculares
  • No debe ignorarse la participación de la comunidad y de los padres

Fuente: News.un.org



Source link

Desarrollan un método para aumentar la seguridad de los colegios ante los terremotos


MEX145 CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 19/09/2017.- Rescatistas y voluntarios trabajan en las tareas de rescate en el Colegio Enrique Rebsamen hoy, martes 19 de septiembre de 2017, en Ciudad de México (México). Por lo menos 20 niños y dos adultos murieron, y otras 38 personas están desaparecidas, en una escuela que se derrumbó en el sur de Ciudad de México a causa del sismo que hoy sacudió amplias porciones del país, informó el presidente Enrique Peña Nieto. EFE/STR

(España) y Algarve (Portugal) han creado un sistema para evaluar y reforzar los colegios ante un terremoto. A través de una batería de indicadores, el método ofrece la mejor solución para hacer más resistentes estos inmuebles atendiendo a los principios de eficiencia, coste e impacto arquitectónico. La fórmula es extrapolable a otro tipo de edificios, como viviendas, institutos u hospitales.

Mediante una aplicación informática, estos expertos analizan el comportamiento de los edificios según la normativa antisísmica. Con ello se obtienen los datos para conocer la respuesta estructural y el estado de daño que sufriría ante un movimiento de tierra. A partir de ahí, el método evalúa cómo se mejoraría el comportamiento del colegio según distintos sistemas de refuerzo de la estructura.

Esta información se evalúa junto con los indicadores de coste e impacto arquitectónico, para obtener la mejor alternativa. “Muchos centros podrían ser objeto de refuerzo en su estructura, por ello una parte del trabajo ha sido cribar qué soluciones constructivas se adaptan mejor a nuestra tecnología, son más económicas y respetan el diseño del edificio para que siga siendo funcional”, apunta el coautor del trabajo, Antonio Morales, responsable en la Universidad de Sevilla del proyecto PERSISTAH, financiado por el programa INTERREG-POCTEP, donde se enmarca la investigación.

El estudio toma como referente los colegios edificados en Huelva y el Algarve. “La mayoría de estos colegios fueron construidos durante la década de los 70. Por tanto, los requisitos sísmicos no eran restrictivos, siendo, en la mayoría de los casos, solo diseñados considerando las cargas gravitacionales”, explica a la Fundación Descubre la autora principal del trabajo, María Victoria Requena García de la Cruz, investigadora de la Universidad de Sevilla.

El método ha sido empleado con éxito en un colegio onubense, cuyos resultados, así como las distintas fases del sistema desarrollado por este grupo de expertos, han sido publicados en la revista PLOS ONE bajo el título “An index-based method for evaluating seismic retrofitting techniques. Application to a reinforced concrete primary school in Huelva”.

[Img #55747]

Mapa de peligrosidad sísmica de España. (Imagen: Gobierno de España)

Las regiones de Huelva y el Algarve se caracterizan por una considerable actividad de terremotos, como ocurre con otros puntos de Andalucía identificados en el mapa de peligrosidad sísmica de España. Esto es debido a su proximidad a la falla de Gibraltar-Azores, donde entran en contacto las placas euroasiática y africana. Una exposición a los temblores de tierra que se puede agravar según el tipo de suelo donde se localice el edificio. “En el caso de Huelva, al encontrarse cerca de la costa y la marisma, se caracteriza por la presencia de suelos blandos, que tienen un efecto multiplicador de los efectos del sismo”, señala María Victoria Requena.

A ello se suma que los colegios de primaria de ambas regiones presentan vulnerabilidades sísmicas comunes. Los más antiguos (década de los 60) siguen un sistema de muros de carga, con alto porcentaje de huecos en los muros y baja calidad de sus materiales. El resto se basan en pilares más cortos de lo habitual y vigas de hormigón armado, las plantas bajas son más débiles al carecer de cerramiento y no apoyan directamente en el suelo sino sobre una capa aislante (forjado sanitario).

Fuente: Fundación Descubre



Source link

Banco Mundial: Latinoamérica debe invertir en primera infancia, docencia y gestión


La mitad de los estudiantes latinoamericanos de educación básica no aprende lo mínimo para contar con herramientas que los ayuden a desarrollar su vida adulta y la única manera de contrarrestar ese presente y futuro desolador es la inversión en la primera infancia, la docencia y la gestión educativa.

Esa es la apuesta del Banco Mundial que, a través de su economista principal de la Práctica Global de Educación para América Latina, el mexicano Rafael de Hoyos, defiende para que los Estados de la región reduzcan los índices de bajo o nulo aprendizaje.

Más de 79,6 millones de estudiantes escolarizados “no aprenden, de acuerdo a las pruebas estandarizadas”, como el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), sobre todo porque “tenemos sistemas educativos que no solo reproducen la desigualdad del ingreso, sino que la exacerban”, advierte De Hoyos en entrevista con Efe.

A pesar de que en las últimas décadas la región ha visto un aumento de la cobertura a prácticamente la totalidad, “no se tomó en cuenta la calidad de los docentes, que son el actor más importante del sistema educativo”, advierte el economista.

A ese contexto se suma que los sistemas educativos de Latinoamérica “no cumplen con funciones sociales básicas, como la promoción de la movilidad social”, además de la falta de atención de los Gobiernos a la primera infancia, los primeros 1.000 días de vida que son fundamentales.

De ahí que más de 79,6 millones de estudiantes no puedan comprender un texto, no sepan organizar ideas de manera escrita ni operaciones básicas de matemáticas para resolver operaciones cotidianas, lo cual es “tristísimo”, porque “si hay una bola de cristal que me pueda ayudar a ver el futuro, esa sería la actualidad del sistema educativo”.

Esa “desatención”, “si lo vemos desde un punto de vista de contrato social, es un gran fraude”, advierte De Hoyos, pues mientras los contribuyentes pagan sus impuestos el Estado debería “proveer servicios básicos, como la educación y los sistemas educativos deben hacer que los jóvenes aprendan”.

Todo comienza con el drama de las zonas rurales y de extrema pobreza, pues ahí “la madre no va a revisiones, el niño nace con una desventaja de sus potencialidades, no recibe alimentación adecuada ni estimulación temprana y todo eso genera que en sus primeros 1.000 días no consiga el desarrollo adecuado”.

En contraste a ese niño, narra De Hoyos, está la familia con posibilidades económicas, que tiene consciencia de la alimentación adecuada, de la estimulación, de la lectura y el apoyo emocional.

A eso se suma el tipo de educación que recibirán ambos, en contexto privado y público, “con docentes preparados” o “en condiciones deplorables”, dando como resultado la “exacerbación de las brechas de aprendizaje”.

Aunque De Hoyos reconoce que entre los casi 80 millones de estudiantes que no aprenden hay públicos y privados, asegura que se trata de “una anomalía” cuando hay alumnos que vienen de contextos con todas las posibilidades de desarrollo, pues “la relación entre los logros de aprendizaje con aquellos que tuvieron todas las condiciones es altísima”.

La falta de aprendizaje, apunta el economista del Banco Mundial, es la causa principal del abandono escolar que se refleja en un total de 20 millones de “Ninis” o jóvenes que ni estudian ni trabajan, a quienes algunos Gobiernos, como el mexicano ha apostado por becarlos y eso “es un error garrafal”.

“Si se va a la escuela y no se sabe sumar, restar, multiplicar y dividir y toca entrarle al álgebra, el estudiante está frito”, describe De Hoyos, quien critica las becas que el presidente Andrés Manuel López Obrador instituyó, pues, “ni con un millón de dólares podría ayudarle a ese estudiante a aprender álgebra”, asegura.

Según De Hoyos, no se trata solo de atender “la falta de recursos”, porque ahí “la solución sí sería solo la transferencia de recursos”, pero es necesario instruir “programas focalizados” que traten de “reducir la brecha educativa”, como los refuerzos a las habilidades cognitivas y las habilidades socioemocionales.

Pero, lo más importante, acota, es la voluntad política, la continuidad y la inversión en los tres rubros más determinantes: primera infancia, docentes y gestión educativa.

En promedio, dice, “nuestros países la educación media y superior es el gran cuello de botella, mientras que en Guatemala es la secundaria o ciclo básico”. Pero Chile, que es el gran ejemplo latinoamericano, “tiene tasa de graduación del 80 por ciento en el grado 12” y todo por la continuidad a la inversión de la educación primaria.

Y la fórmula es “atender el flujo y el ‘stock’ (inventario o cantidad), pues los Ninis ahí van a estar y hay que saber de dónde vienen. Es como una alberca que está llena de agua; para vaciarla tenemos antes que darnos cuenta de la pipa que la está alimentando. Hay que parar el flujo y abordar el ‘stock’”.

El flujo “es la deserción escolar”, mientras que el “stock” “es la combinación de fortalecimiento de habilidades socioemocionales y fortalecimiento de habilidades cognitivas, además de la formación de competencias profesionales”, afirma De Hoyos, quien añade que otro problema es que para atender a los Ninis hay que “hacer trajes a la medida”.

Sin embargo, es posible reducir la brecha y ese número dramático de la mitad de estudiantes que no aprenden “concentrando la política de primera infancia en hogares que tienen niños de 0 a 3 años y que están por debajo de la línea de la pobreza y enviar a los mejores profesores donde hay mayores índices de deserción”, concluye. Emiliano Castro Sáenz.

Fuente: Agencia EFE



Source link

Campeón en educación, Singapur enciende alertas sobre estrés escolar


Una niña estudia con un profesor particular en Singapur, el 14 de mayo de 2019

Singapur, que encabeza las listas mundiales en calidad de educación, lanzó una reforma para tratar de reducir el estrés en las escuelas, dado el enorme número de niños que son víctimas de ansiedad desde la escuela primaria.

“Debemos equilibrar la diversión del aprendizaje y el rigor de la educación”, apuntó el ministro de Educación, Ong Ye, al anunciar recientemente ante el Parlamento los cambios propuestos.

Entre los objetivos inmediatos se incluye eliminar algunos exámenes y modificar un currículo escolar considerado demasiado rígido.

Desde su independencia en 1965, Singapur tornó a la educación una prioridad. La ciudad-estado domina los estudios realizados por la OCDE para evaluar los sistemas educativos de decenas de países, una especie de Campeonato Mundial de la Educación.

Pero la OCDE también detectó tasas de estrés más elevadas que el promedio entre los alumnos de Singapur a causa del trabajo escolar. Y esas informaciones coinciden con un estudio interno.

Alumnos resultan literalmente atornillados a los pupitres en jornadas interminables de clases, y luego se imponen los deberes para hacer en el hogar y los cursos de apoyo.

Así, la marcha hacia la excelencia tiene un peso enorme en la salud mental de los alumnos, al punto que se registran numerosos suicidios.

– Demasiado jóvenes –

Wendy, quien no quiere ser identificada con su nombre completo, está convencida de que únicamente con cursos de apoyo podrá garantizar el éxito de su hija.

Dos veces por semana la niña de 12 años toma clases particulares de matemática y ciencias. También sigue cursos de inglés y chino, tres veces por semana en un centro privado.

“Debo vigilarla, verificar que ella haga una buena revisión de sus cursos”, dijo Wendy sobre su hija.

Al fin de la escolaridad primaria, los alumnos en Singapur son sometidos a un examen fundamental para el acceso a las prestigiosas escuelas de que dependerán en adelante.

La presión es tan elevada que el apoyo escolar privado se tornó la norma.

Los alumnos de Singapur ocupan el tercer lugar en el escalafón mundial sobre tiempo invertido en hacer deberes en sus casas, con un promedio de 9,4 horas por semana, según la OCDE.

“La sociedad no quiere permitirse el lujo de tomar las cosas con más calma”, dijo el psicólogo Daniel Joh, del Centro Insights Mind.

“Los niños son obligados a crecer demasiado rápido”, apuntó Koh, quien tiene un paciente para tratar el estrés escolar que acaba de terminar el jardín de infantes.

– Los exámenes –

La ansiedad es palpable durante todo el año pero cuando se aproximan los exámenes se multiplican los pedidos de ayuda de alumnos en profundo estrés.

En esa época aumentan los llamados al grupo de Samaritanos, que ofrece soporte para prevención al suicidio, relató el vicedirector de la entidad, Wong Lai Chun.

En 2016, un niño de 11 años que no había pasado dos exámenes se arrojó por una ventana antes de anunciar los resultados a sus padres.

“En los últimos años (…) he visto más y más adolescentes que llegan de escuelas con buen reputación pero son dominados por el estrés”, dijo Lim Choon Guan, del Instituto de Salud Mental de Singapur.

Este especialista observa que este fenómeno puede estar relacionado a una presión excesiva proporcionada por responsables escolares.

Para reducir la presión escolar, las autoridades pretenden suprimir ciertos exámenes tanto en la educación primaria como en la secundaria.

La reforma prevé también realizar una selección de alumnos apenas con base en un pequeño grupo de materias, como matemática y ciencias.

Al mismo tiempo, todos estarán nivelados para la enseñanza artística y musical, así como para las educación física.

“La reforma reconoce ciertos efectos nocivos que la selección pudo haber tenido sobre los estudiantes”, dijo Jason Tan, un experto del Instituto Nacional de Educación.

– Padres exigentes –

Sin embargo, un obstáculo a esta reforma puede ser hallado en la actitud de muchos padres.

Las escuelas ya lanzaron una campaña para explicar de qué forma “los cambios van a beneficiar a los niños en el largo plazo”, apuntó Cindy Khoo, directora de planificación en el Ministerio de Educación.

No obstante, ella admite que el hábito de presionar a los niños es “profundamente enraizada” en Singapur.

En este sentido, Singapur no es un caso aislado en Asia.

El trabajo escolar es citado por el Centro de Estudios de Hong Kong sobre mortalidad infantil como una de las principales causas de suicidio entre adolescentes.

En 2016 y 2017, Japón registró la más elevada tasas de suicidios entre adolescentes en los últimos 30 años. En los dos años, la estadística mostró un pico de súbito crecimiento en el 1 de septiembre, fecha de inicio del año escolar.

Fuente: Yahoo News



Source link